lunes, 9 de noviembre de 2015

Popurrí segundo trimestre


Buenos días chiquitín, y esta vez ya lo digo con un poco  más de convencimiento de que eres chiquitín y no chiquitina.
Estoy de 14 semanas y pico y ayer en la visita al ginecólogo me dijo que parecía que era niño. Siendo tan pronto no me lo quiere asegurar al 100% pero eso parece … por ahora.

En realidad han pasado tres semanas desde que empecé a escribir esto, así que estoy de 17 semanas! Hace 10 días me hice la amnio, como la última vez, y en la ecografía que me “regaló” el médico como premio de consolación por el pinchazo me dijeron que sí, que tiene colita.

Últimamente no tengo tiempo de actualizar el blog, ni de leer blogs que me encantan, aunque algún día leo algo, pero tampoco me da mucho tiempo para comentar. Pero prometo ponerme al día!

Este embarazo me está resultando muy largo, o quizá es que se me esté haciendo más duro por aquello de tener a Ciruelilla reclamándome todo el día. La pobre se porta genial y la verdad es que guerra da poca. Es más no da nada de guerra y eso que yo no le dedico toda la atención que me gustaría. Con esto del cansancio, el tiempo regulero, etc etc no estamos yendo nada al parque. Cada vez voy a recogerla más tarde porque mi cuerpo me pide un rato para mí entre el trabajo y recogerla. Me consuelo pensando que ahora que es “más mayor” disfruta más en la guardería que en casa conmigo  - algunas me llevarán la contraria en esto, pero al menos en la guardería juega con los amigos, corretea, y se entretiene más que conmigo en este “estado” – estado de cansancio absoluto, sueño, irritabilidad, pesadez…. Y encima la gripe que he tenido.

Hace unas semanas estuve con gripe o trancazo o lo que fuera, pero estuve fatal. De hecho me quedé dos días en casa… yo, que no falto a trabajar ni aunque me esté muriendo… y después de dos días volví al curro porque no era plan de cogerme baja, pero luego terminé arrepintiéndome, claro, porque realmente me habría hecho falta.

En cualquier caso ya he empezado el segundo trimestre y como si de un truco de magia se tratase han cesado el sueño (que no el cansancio, ese es otro tema) y las medio nauseas. Vuelvo a tener algo de paciencia (poca) y lo que tengo también es un hambre bestial TODO el rato. Llevaba el tema del engorde muy bien, solo kilillo y medio al cumplir 14 semanas pero en estas ultimas tres: boom! 2.2 kilos así sin comerlo ni beberlo (bueno, miento comiendo y bebiendo tó, luego voy y me extraño)

En fin, que la última vez engordé casi 20 kilos y me he propuesto esta vez no pasar de 15 (y ya es un tope generoso)

De la amnio no sé qué contar que haya sido diferente de la última vez, la verdad es que el pinchazo es lo de menos y el reposo casi casi hasta se agradece aunque sufrí por ciruelilla que quería que la cogiera y no podía. Fue gracioso, el mismo día de la punción volvimos a casa sobre las 4 y me eché una siesta. A las 6 mi marido se fue a por la peque y se la llevó por ahí toda la tarde. A las 8.30 volvió y yo me encerré en mi habitación y a la peque él le dijo que mamá estaba trabajando. Les oía desde la habitación y me mondaba de risa… qué conversaciones, qué graciosos los dos. Cuando ya la peque se metió en la cuna salí de mi escondrijo. Y al día siguiente por la mañana lo mismo. Mamá se ha ido a trabajar y ahí escondida escuchándolo todo hasta que se fueron a la guarde. Pero oye, qué bien me vino un poco de desconexión “física” de la peque y dormir a pierna suelta de la cama al sofá del sofá a la cama durante algo más de 24 horas!

Ahora a esperar a que nos llamen con los resultados. A la semana de la amnio tuve eco para ver si el líquido se había regenarado bien y está todo perfecto. El 1 de diciembre eco de las 20 semanas.

Y eso es todo por ahora. Publico ya que si no se me queda esto en “draft” otros diez días!! Jaja
Besos y feliz lunes, sobre todo para los que tengan fiesta hoy!!

miércoles, 9 de septiembre de 2015

8 semanas


 

¡Buenos días chiquitín! – esta vez estoy convencida de que será niño, así que volvemos al tradicional saludo: ¡Buenos días chiquitín!
Pues ya estamos en la semana 8, por fin el lunes fui al médico y pude ver que mi niño está ahí, su corazón late, es sólo uno (gran preocupación de mi maridín que estaba convencido que venían dos… no sé por qué) y que todo va bien.

El pasado viernes me llevé un sustillo pues empecé a manchar por la mañana. Fui a urgencias y no se veía nada que pudiera causar el sangrado. Aun no había tenido mi primera visita al gine, así que menos mal que el médico de urgencias me iba diciendo que había saco, había embrión y pude oir el latido. No llegué a ver nada en el ecógrafo porque lo puso de modo que no podía verlo, pero oírlo lo oí.

Para curarse en salud me mandó reposo y progesterona via vaginal, pero me dijo que no había hematomas ni desprendimientos ni nada pero que cuando hay sangre hay amenaza de aborto (me lo dijo un poco así a lo bestia y me quedé hecha polvo), pero bueno no me di de baja y fui a trabajar porque mi trabajo es muy tranquilo y además no podía faltar ese día, total era viernes y bueno, si no había visto nada “malo” …

Me acordé que con ciruelilla me pasó lo mismo en la semana 12 y tanto el médico de urgencias como el mío al que vi unos días más tarde me hablaron de “sangre atrasada” que a veces sale y que muchas veces suele coincidir con la fecha de la regla. En el caso de Ciruelilla fue en la tercera falta y en el caso actual justo el día de la segunda falta… así que me vine al trabajo y estuve super tranqui y reposando todo el fin de semana. Al final solo manché un poco el viernes por la mañana y no manché más.

Así que el lunes ya fui al médico y me dijo que efectivamente había mujeres que manchaban todo el embarazo en las fechas en las que hubieran tenido la regla. Que en la eco no se veía nada “malo” y que no me preocupara. Ni baja, ni progesterona ni nada. Todo perfecto. 8 semanitas de embarazo y vuelta a empezar con análisis citas etc.

Yo me encuentro bien, aunque esta vez sí que tengo un ligero malestar quizás se podrían llamar nauseas. Yo tengo un umbral del dolor y del malestar muy alto, por lo que no suelo quejarme y no suelo padecer este tipo de malestares por así de decirlo. Sí que me noto medio revuelta, o con una sensación rara en el estómago cuando he comido mucho o cuando tengo el estómago vacío. Alguna vez la sensación era como que si vomitaba me encontraría mejor pero nunca he llegado a eso.

Sí que tengo unos gases tremendos y la tripa parece de 3 o 4 meses en vez de 8 semanitas de nada. Sobre todo por las noches. No sé yo cuánto voy a poder disimular esto.. jajaja. Y lo del sueño que tengo no es normal. Recuerdo pasarlo mal con ciruelilla y tener mucho sueño pero esta vez.. madre mía, cuánto sufro a las 4 de la tarde en el trabajo! Un sueño horroroso… en fin, si no recuerdo mal a partir de las 12-14 semanas todo eso desaparece.

Por lo demás ya estamos instalados en la rutina de la vuelta al cole, incluida ciruelilla que ya está en la guardería y muy contenta, como siempre.

¡Feliz miércoles!

lunes, 24 de agosto de 2015

Vacaciones y vuelta al cole

Con esto de las vacaciones y las emociones de justo antes y justo después, he estado muy desconectada y me he fijado que en julio no actualicé ni una vez.

Las vacaciones este año han sido muy parecidas a las del año pasado. Nos fuimos los tres al sur, a la misma castia alquilada que el año anterior. El año pasado a Ciruelilla no le moló nada nada la arena (aunque al final terminaba siempre rebozadita) y el agua le daba pánico. Este año más o menos lo mismo... la arena no le ha molado mucho aunque al final sí que caminaba por la arena o jugaba al balón y el agua no le gustó demasiado pero poquito a poquito algún baño se dió y a veces se acercaba a la orilla a tirar un muñeco y recogerlo cuando se lo devolvía la ola.

En la piscina sí hemos hecho progresos. El año pasado no le gustaba nada y este año le encanta!

La segunda semana de vacaciones vinieron a la misma urbanización que nosotros dos parejas de amigos. Cada mochuelo en su olivo pero sí que hacíamos cenas y comidas juntos. Lo hemos pasado genial.

La vuelta a la ofi por lo menos ha sido un poco diferente puesto que nos hemos cambiado de edificio. La mudanza fue durante mis vacacaciones así que al llegar no sabía muy bien dónde ir, ni dónde me tocaba sentarme etc. Eso sí el primer día super emocionante visitando la oficina, la cafetería, averiguando dónde estaba el baño etc. Por lo menos la mañana, o incluso la semana, pasó rápido.

En agosto decidimos no llevar a Ciruelilla a la guardería. Así que a la vuelta de vacaciones ha pasado la primera semana con mis padres, aunque luego la recogíamos y dormía en casa con nosotros - excepto una noche que aprovechamos para salir. Y esta semana el plan era que se quedara con los otros abuelos en el pueblo, pero mis suegros se tenían que venir a Madrid así que se queda con ellos pero aquí en Madrid. Y haremos lo mismo aprovecharemos alguna noche para salir y que duerma con ellos.

Y poco más os cuento. Yo tengo que hacerme esta semana "chapa y pintura" como dice mi chico - pelu, manos, etc porque estoy un poco pantojil ya con estas greñas y para la playita me pinté las uñas de los piececillos de un color así divertido y llevo una semana con zapato cerrado en la ofi para que no se me vea - que aquí son muy conservadores y paso de comentarios al respecto... así que tendré que volver a algún color sobrio y aburrido.. jajajaja - bueno, he de decir que el color divertido no me convenció mucho pero para la playa me dio un poco igual y que al fin y al cabo yo también soy para esas cosas muy conservadora y aburrida. O rosita o brillo o un color rojo/burdeos... en fin!

Pues nada más por hoy! Tengo que llamar al médico a ver si me da hora la semana que viene!
Besitos y ¡feliz lunes!



miércoles, 19 de agosto de 2015

Aquí sigo!!

Uf, cuántas cosas han pasado desde la última entrada.

Al final después del sí, del no, terminó siendo sí..........pero no. Es decir a los pocos días me hice un test y dio positivo, repetí y otra vez, qué bien, subidón, ........ peeeeeeeeero también empecé a manchar. Fui al médico me hizo una beta y efectivamente estaba embarazada pero según la beta de menos de lo que yo calculaba y era aún muy pronto para ver algo en la Eco. Total, que para no aburriros al final fue un microaborto a las 6 semanas y media.

Estuve manchando tres largas semanas y una vez que dejé de manchar era imposible saber si había tenido, y cuándo había tenido la regla. En mi última visita al Gine - tuve que ir una vez por semana a repetir beta y eco y asegurar que bajaba y así descartar un ectópico etc - me dijo que estaba a punto de ovular. Así que me estuve haciendo tests de ovulación y pillé el positivo así que nos pusimos manos a la obra. Según la fecha de ovulación la de la regla calculo que fue el 13 de julio.

Total, que me fui de vacaciones alegremente y hasta la fecha en la que debería haber tenido la regla fui fuerte y no me hice ningún test. Quise disfrutar, no pensar, en fin, zen total. Me hice el test cuando calculaba yo un día de retraso (más fuerte no pude ser) y ...... positivo!

Así que nada, aquí estoy otra vez. Embarazada. De 5 semanas y 2 días - acojonadita porque es justo cuando empecé a manchar la última vez. Pero esta vez si que tengo algún que otro síntoma. Pechos dolorosos, tripa hinchada, algún tironcito, muchos gases, muchas ganas de hacer pipí y empieza a atacarme el sueño a todas horas....

Llamaré al médico la semana que viene para que me de cita la primera de septiembre que estaré de 7 y pico.

Y mientras tanto pues nada, de vuelta en el trabajo, poco curro pero como hemos cambiado de oficina ahora lo tengo más dificil para leer y sobre todo escribir en el blog porque tal y como estoy situada me ve la pantalla (gigantesca nueva que nos han puesto) tó'quisqui!!

¡¡Besos a tod@s espero que hayais pasado un buen verano o estéis en ello!!
¡Feliz miércoles!

lunes, 29 de junio de 2015

Obsesiva yo??



Siempre he sido un poco obsesiva, diría que compulsiva no tanto, aunque no sé si las dos cosas van de la mano sí o sí.
Vamos, que cuando me obsesiono con algo soy capaz de no pensar en otra cosa en todo el día.

Como comentaba en mi entrada anterior este ciclo hice los Test de Ovulación con rigor (otros ciclos siempre se me olvidaba o me saltaba alguno etc) y vi el positivo justo el día que mi querido marido estaba de viaje. Al principio me llevé un chasco pero luego recordé que la ovulación es a las 24-36 horas del positivo y marido llegaba al día siguiente. Así que genial, con las fechas daríamos en el clavo.

Total que desde entonces he estado tan pendiente de mis sensaciones físicas que noté cosas que nunca había notado pero que algunas me recordaban a lo que sentí antes del positivo de mi primer embarazo. Modo obsesivo on.

Esta semana un día empecé a notar claros síntomas de regla. Bajón. Faltaba una semana para la regla pero a veces eso me pasa. Bajón. Luego recordé que en mi primera búsqueda me pasó exactamente igual. Modo obsesivo a tope. Después de 2 días seguidos con esa sensación – es como notar el útero hinchado, inflamado, cargado, no sé cómo explicarlo – empecé con el y sí? Y sí? De repente te convences de que te duelen un poco los pechos, incluso te parece que están más grandes, pero claro, recordemos el modo obsesivo que está a tope de power.

Así que qué hice? Pues lo típico. Coger el calendario, contar de nuevo, ver que estaba en el 10º día después de la ovulación. Igual un test de alta sensibilidad detecta algo…. Pum: Negativo. Bajón. Pero no dejaba de darle vueltas a que notaba cosas extrañas en mi cuerpo (autosugestión lo sé, que loquita aún no estoy!!)

Total, que ya me he enrollado. Recordé las entradas de mama (contra) corriente que tenía totalmente olvidadas y el miércoles me pasé el día releyendo una y otra vez todas las entradas sobre los TO, los TE, los TO que adelantan los positivos, los TE de alta fiabilidad, el CB que es el que supuestamente es el que antes puede detectar un embarazo, etc etc etc. Y estando en modo obsesivo (y ahora sí que sí compulsivo también) eché cálculos de nuevo: 12 días post ovulación. 5 para la supuesta regla. Qué hice? Pues Tests al canto. Decidí hacer un estudio similar al que hizo ella en su día y ver cuán pronto podían los diferentes test de embarazo detectar un embarazo. Así que esa tarde hice un TE de los que compro por internet (Liberty test - son unas tiritas muy finas) Negativo. Un TO para ver si podía predecir un embarazo. Negativo. Y un Clear Blue digital. Negativo.

Pero bueno, esto es un estudio científico así que el jueves repetí la acción. Test de embarazo Liberty. Negativo. Test de ovulación. Negativo. Clear Blue: Emabarazada 1-2 ¡!!!!!!!!!!!!!!!! Bueno, no sabéis el bote que di. Alucinante. 4 días antes de la supuesta regla. Estaba tan segura que vería No embarazada que cuando lo vi fue un sorpresón total!! No me lo podía creer. pero recordemos que quedaban 4 días, para la supuesta regla.

Así que el viernes volví a repetir, y oh! Sorpresa! Negativo todo. TOOODO! (incluso el CB) No veáis el chasco. ¿Cómo puede ser? Huelga decir que el fin de semana volví a hacerme – esta vez ya solo de los de tiras de liberty porque llevaba una pasta gastada – un par de Tests y nada.

Así que imagino que o el CB positivo estaba defectuoso (poco probable) o bien fue un embarazo / aborto bioquímico, donde se ha producido fecundación e incluso implantación pero el embrión no se desarrolla y la hCG no sigue aumentando, es más, disminuye. Así que nada. Vuelta a empezar!!!  Espero que no se me retrase demasiado la regla porque mi chico tiene otro viaje dentro de dos semanas!!

Como todo en esta vida tiene un lado bueno, pues al menos sé que las cosas ahí dentro funcionan, que a mi edad es un gran consuelo. 

También he estado pensándolo mucho y tengo que decir que mi sueño de ser madre ya se cumplió, y que tener un segundo hijo me encantaría, pero ya no es una prioridad como lo era hace unos años antes de tener a Ciruelilla. Eso sí, no voy a dejar de intentarlo hasta este otoño que fue la fecha límite que nos pusimos.

¡¡¡Feliz lunes y a por todas!!!

martes, 23 de junio de 2015

Esperando... y disfrutando de mi niña



¡¡Buenos días!!
La verdad es que actualizo sin tener realmente mucho que contar.

Estoy a 6 dias de la regla o no-regla y se me está haciendo larguísimo. Me da la impresión de notar mil y un síntomas de que sí me va a bajar la regla en cualquier minuto, o de que algo “diferente” está pasando ahí dentro. Sé que es autosugestión total y que simplemente estoy obsesionándome, pero yo soy así. Jaja. En fin

Ciruelilla tuvo su función de fin de curso el viernes. Cada clase tenía que bailar al ritmo de una canción, rock, twist, o similar. La clase de los bebés los pobres solo tocaban las maracas sentaditos en sus tronas, pero los de 1-2 y 2-3 bailaban. La clase que actuó anterior a la de mi peque, pobres, estaban pasmados con tanta gente y no bailó ni uno. Alguno hacía un pequeño amago de moverse un poco, pero estaban petrificados. Pobres, son tan pequeñines que es normal.

Luego salió la clase de mi niña. También se quedaron medio pasmaos al ver al público. Pero mi niña lo dio todo!!! Nunca la había visto bailar y disfrutar así. Tengo que decir que le falta muuuucho estilo y ritmo pero lo dio todo todo todo. De los demás compis alguno bailó un poquillo, daban palmas o movían los brazos. Otros no se movieron ni un pelo. Pero en general lo hicieron genial todos!!! En mi caso un orgullo y una satisfacción que te mueres. ¡Cómo bailaba mi niña! En un par de ocasiones se paró y se puso a señalar a su papá que grababa desde una de las primeras filas, pero luego seguía bailando como una loquita.

Los mayores de 2-3 años lo hicieron fenomenal. Ya son un poco más mayores y menos vergonzosos, fue súper divertido verles. Luego les hicieron una especie de graduación con birrete y todo. Qué salaos!!!

En pocas semanas mi niña cumple dos añazos y me parece tan increíble que hayan pasado ya dos años!! Y lo que ha cambiado y cómo evoluciona día a día… es increíble. Sigue hablando por los codos (como su madre) y es súper lista (está mal que yo lo diga pero es que es muy avispadilla)

Nos quedan 6 semanas para las vacaciones! Qué ganas!! Nos vamos a la playa… a ver si le gusta algo más que el año pasado que no quiso salir de la toalla – le daba grima la arena – ni tocar el mar con el dedo gordo del pie. Ahora la arena con tanto parque la tenemos superada – hace dos meses en el parque también le daba grima la arena, pero ahora ya le encanta; así que me queda un pequeño rayo de esperanza de que el agua también le empiece a gustar. Además, en septiembre va a ir a la piscina sí o sí, así que espero que poco a poco le vaya cogiendo el gustillo.

Nada más por hoy, besotes y ¡feliz martes!

jueves, 11 de junio de 2015

Seguimos por aquí....



La operación hermanito va fatal. Estoy siendo super irregular últimamente con lo cual ni idea de cuando ovulo y el mes pasado que por fin me dispuse a usar los Test de ovulación de Liberty que tan bien me fueron la última vez, no llegué a ver un positivo y luego supe por qué… debí ovular teniendo la regla o qué se yo pero me vino el periodo 9 días antes de lo esperado, es decir un ciclo de 20 días. 

Este ciclo, si fuera uno normal, estaba enfadadísima porque coincidiá los días “clave” con el marido de viaje, pero me he vuelto a hacer los TO y esta mañana me ha dado casi casi casi positivo.. mi chico vuelve mañana así que creo que tenemos una oportunidad. Crucemos los dedos!!!  En fin, que no creo que vaya a ser tan fácil. Llevamos 6 meses de búsqueda, aunque admito que los meses previos a la boda no pusimos mucho empeño, evitando un poco los días clave, y tal, pero bueno, el plan es seguir intentando hasta mi cumple en octubre y luego cerrar el chiringuito. Ya os dije que lo de la edad me tiene un poco asín.

En cuanto a la reina de la casa, está para comérsela. Es tan buena. Parlotea un montón, todo órdenes.. ven mamá, vamos mamá, cacopí mamá (por aquí mama), quí mamá, tu silla mamá (osease siéntate) , a jugar mamá y así todo. Otras cosas que dice es al agua patos, berón (biberón), se sabe los nombres de un montón de animales, los colores “ojo” “a-anja” “veye” “illo” y “zul” le encanta pegar “tinas” (pegatinas) en un folio, .. cuenta hasta 9 saltándose algun número, suele ser algo así como: uno, dó, cato, inco, ses, oto, nueve.

Durante nuestro viaje de novios se portó estupendamente. Mis suegros encantados, dicen que dormía 11 y 12 horas si la dejabas, que no nos echó de menos en el sentido de reclamarnos y eso, que estuvo encantada. Con mi prima se quedó la segunda semana, mi prima que tiene 4 hijos, aunque los primeros ya mayores, y claro la trataron como a una princesa, dice mi prima que si le llega a salir una así hubiera tenido otros 4 hijos. Total que estuvo en la gloria, eso sí, a la vuelta.. nos ha hecho pagar el abandono.

Me habían comentado que cuando dejas tantos días a tu hijo tan pequeño ellos no notan en el momento el abandono, están encantados super bien cuidados con sus nuevos cuidadores (imagino que habrá excepciones y algunos niños lo llevan peor) y si el niño es bueno y tranquilo su actitud en general no cambia en ese periodo de tiempo. Ahora bien, cuando vuelves suele ocurrir que “se agarra a ti y no te vuelve a soltar”, no vaya a ser que te escapes de nuevo. Y eso es lo que nos pasó.

Desde que volvimos tiene más mamitis que antes, y todo lo tengo que hacer con ella por eso el “mamá aquí” y el “mamá tu silla”. Si se sienta a jugar, me tengo que sentar con ella, si está comiendo me tengo que sentar en la silla de al lado, etc. La primera semana después de volver no había manera que se fuera a la cuna sin protestar, sin llorar y sin llamarme – es más, antes de irnos de viaje me llamaba “má” unisílabo, má, y de tanto reclamarme esos días aprendió (por fin porque má no me gustaba nada) a decir ma-má, dos sílabas. Si se despertaba en mitad de la noche ya no se quería volver a dormir, cuando antes bastaba con darle el chupete o agua y se volvía a dormir. En esos días no hubo manera y no es que no quisiera dormi, ella decía “a dormir” pero señalaba la cama que hay en su cuarto y me tenía que acostar allí con ella, o bien quedarme de pie al lado de su cuna y ella se acurrucaba plácidamente pero de vez en cuando miraba para ver si seguía allí. Vamos que la pobre debía pensar, ahora voy, me duermo y cuando me despierte estos se han vuelto a pirar, y eso no lo voy a permitir! Jajaja. Eso duró unos 10 días. Ahora hemos vuelto a la normalidad: cena, biberón, cuento y a dormir y se queda feliz en su cuna parloteando hasta que se duerme.

Yo la veo super mayor y muy habladora, no calla ni debajo del agua, pero es tan mona!!! Le encantan los zapatos y las zapatillas, le encanta intentar vestirse sola, y cuando no puede dice “no pueeeyeee” con pucherito y cara de derrota. Le encanta ir al parque y se pasa el día diciendo “al paque a juaa” y cuando volvemos a casa lo relaciona con la cena y dice “a casa a comeeeee

La verdad es que me encantaría darle un hermanito, pero si he de renunciar a ello estaría encantada porque estoy enamoradíiiiiisima de mi niña!!!

¡¡Feliz jueves a todos y hasta otro día!!

viernes, 15 de mayo de 2015

Hermanito sí, hermanito no

Me preguntaban en un comentario a otra entrada por la operación hermanito...

Si recordáis hace meses que estuvimos mareando la perdiz con la operación hermanito. Al final nos pusimos a ello en Oct/Nov. El primer mes me emocioné con los TO y contando días y tal, luego me relajé y tengo que decir que no poníamos mucho afán pero tampoco poníamos remedio. Lo decidí porque como mi chico no estaba del todo convencido, o más bien seguía teniendo inquietudes al respecto pues dije, mira que sea lo que tenga que ser.

En enero empezamos de lleno con la boda y al mismo tiempo surgió un problema familiar bastante gordo y estábamos con la boda y los preparativos etc. Reconozco que no me apetecía nada casarme embarazada así que nos lo tomamos con más calma aún si cabe.

Hace unas semanas empecé yo a pensar que igual efectivamente ya no era el momento, se había escapado el tren. Me empezó a dar pereza pensar que nacería el hermanito con mis 42 ya cumplidos, con ciruelilla ya con dos años y en plena operación pañal, etc, etc … y justo, porque Murphy es así a mi chico le vino así súbitamente el instinto paternal y se le aclararon todas las dudas sobre lo que supone un miembro más de la familia y no hace más que hablar del hermanito por aquí y por allí. Me dice que estoy más guapa y que seguro que es porque estoy embarazada, estaba convencido que en el viaje de novios habíamos dado en el clavo (me vino la indeseable ayer así que no) y mil cosas así todos los días.

Total que le dije que lo seguiríamos intentando hasta el verano porque si no luego ya en Oct cumplo 42 y ya me parece demasiado.. y me dijo que habíamos quedado en intentarlo hasta mi cumple y luego ya dejarlo (yo a cuadros porque juraría que fue al revés el trato, pero bueno, mejor para mí)

Así  que eso, que estamos con la operación hermanito. A mí ahora me agobia mucho lo de la edad, a lo mejor es una tontería pero me agobia.. así que en vez de dejar que la naturaleza lleve su curso voy a volver a ponerme las pilas con cálculos de días fértiles, test de ovulación etc. A ver qué tal. Y si a la vuelta de vacaciones de agosto no estoy, vuelvo a cerrar el chiringuito Diu mediante.

Besos y feliz punete (que hoy no hay cole!!!)

miércoles, 13 de mayo de 2015

El banquete

El banquete fue en un hotel de Madrid, no demasiado céntrico pero en Madrid capital así que dese el ayuntamiento la gente se organizó en coches, taxis y nos fuimos todos al hotel. Quedaba un ratillo hasta el comienzo del cóctel. Algunos se fueron al bar de enfrente a tomar cañas, otros a dar de comer a los más pequeños y "mi recién estrenado marido" y yo fuimos a cotillear la suite nupcial.

Bajamos al rato al cóctel y desde ese momento tampoco os puedo contar mucho porque se me pasó volando!! fueron 8 horas y pico de bodorrio y se me pasarón en un santiamén. No podría relatar nada porque es como si no hubiera asistido a mi propia boda.. jajajaja

Es una exageración, claro. El cóctel bien, pero no probé bocado. Me bebí una caña y medio vino creo recordar. Un vaivén de personas que llegaban, te felicitaban, foto por aquí, foto por allá.. en un abrir y cerrar de ojos tocaba entrar a comer.

(Rebobino un poco... digo "entrar" a comer porque el coctel fue al aire libre y la comida en una preciosa carpa)

La entrada "al comedor" por así decirlo, la hicimos con una canción muy marchosa y divertida. Creo que fue el momento en el que más vergüenza pasé. Todo el mundo mirando, aplaudiendo, haciendo fotos...
Había 15 mesas de entre 8 y 10 personas según la mesa. Nosotros, o como se llama en estos casos, la presidencia, nos sentamos con amigos en vez de con los padres / hermanos / abuelos. Nos apetecía disfrutar de amigos y que los padres disfrutaran de sus invitados así que nosotros con amigos comunes, mis padres con amigos suyos y algún primo, y sus padres con su abuela, tios y algún amigo.

Durante los postres vino el mago a hacer su show de magia de cerca yendo de mesa en mesa mientras nosotros íbamos también de mesa en mesa en otro orden haciéndonos la típica foto con cada mesa. El mago a parte de super simpático y dicharachero hizo unos trucos geniales. Dejó a todos impresionados.
Y después del postre y el show del mago ... a ¡beber y bailar!

Otro día os cuento la parte del baile, pero antes de irme también contar que había una mesa con los más pequeñines y vinieron unas animadoras a estar con ellos. Ayudarles a comer, a pedir bebidas, a entretenerles un poco y en cuanto acabaron de comer se los llevaron a una sala donde durante 4 horas estuvieron jugando con ellos, entreteniéndoles. El hotel nos había puesto un tobogán, una casita y las animadoras trajeron música, globos, pinturas de cara, mil juegos... todas las mamis de la boda nos dieron las gracias por ese detalle porque los peques habían disfrutado un montón y los papis también!! Creo que fue el dinero mejor invertido!!

Muchos besos y ¡feliz miércoles!

miércoles, 6 de mayo de 2015

Ya estoy aquí... La ceremonia

¡Buenas!

Ya estoy de vuelta, ya pasó todo.. la boda, la luna de miel, y vuelta a la normalidad.
Me siento rara, sin un proyecto entre las manos... ¡¡ha sido tan divertido organizar la boda!!

Todo salió genial. De comienzo a fin. Los días previos, cero nervios, todo iba encanjando. No sé si os conté que el vestido que tenía previsto para Ciruelilla había sido un regalo que me hicieron cuando nació. El vestido era de una boutique de estas super "cuquis" y no tenía etiqueta con la talla, pero yo calculaba que sería de 12-18 meses. Ciruelilla ya tendría 20 para la boda, pero como siempre ha ido usando tallas más pequeñas y viéndolo en la mano parecía que le servía pues no me preocupé. Tonta de mí no se lo probé hasta un par de semanas antes y ... ¡sorpresa! no le cerraba por detrás. Desconsoladas le hicimos un par de fotos para enviar a la prima de mi madre que nos lo regaló y buscamos un plan B entre los vestidos que ya teníamos para ver si hacia falta salir corriendo a comprar uno. Mi madre, que le encanta fardar de nieta enseñó las fotos ese mismo día a unas amigas que le dijeron que tenía que encontrar una solución como fuera pero que mi niña debía usar ese vestido - es tan precioso que daba pena no usarlo y además nunca lo había estrenado. Así que lo llevó a una costurera que lo arregló! Estaba más guapa!!! ainssss.

En cuanto a la boda, pues fue saliendo todo genial. La única cosa que escapaba a mi control era la ceremonia civil. Yo iba a ciegas. No sabía cómo sería, ni quién la oficiaría (si sería alguien simpático, seco, borde, gracioso... de derechas o de izquierdas... ni nada de nada) tampoco sabía como se desarrollaría puesto que me dijo el chico que nos atendió en el ayuntamiento que no había un "guión" establecido y que el concejal diría las 4 cosas establecidas, leería los artículos de rigor y que el resto dependía de él/ella. Tampoco sabía si iría mucha gente a la ceremonia, porque siendo tan corta y tan temprano, con luego un hueco de tiempo que rellenar antes del banquete.. pues pensé que irían la familia y 4 gatos más  - ojo que tampoco me importaba y a mucha gente le dije que si no iban no pasaba nada... Pues os diré que me sorprendió todo super-mega-hiper-gratamente!!!

El salón en el que se hizo no era el que me enseñaron y me pareció mil veces más bonito que el que ví (dentro de que tampoco era ninguna maravilla, pero sí más sobrio, elegante y acogedor que el que nos habían enseñado). La concejala super amable, con buenísima presencia, guapetona, simpática aunque sobria, e hizo que la ceremonia fuera muy familiar. Hablaba con un tono impecable, sonriendo, y además nos leyó una poesia que ella misma había llevado... preciosa! Y fueron un montón de personas a la ceremonia... muchisimos amigos, toda la familia, éramos muchísimos. De hecho la secretaria que asistió a la concejala nos dijo luego que nunca habían tenido tanta gente en una ceremonia en ese ayuntamiento.

Conclusión: me encantó!! me emocioné al ver a todos, al escuchar la poesía, al entrar, al salir.. todo. Nuestros sobrinos más jóvenes y los más pequeños nos tiraron arroz al salir - se les olvidó en un principio pero a los 5 minutos de estar recibiendo y dando besos se acordaron y .. lluvia de arroz!!!

El ayuntamiento tenía el orden de entrada, espera y salida muy bien organizado así que no coincidías con otra boda al salir y estuvimos un buen rato allí besando, felicitando y haciendo fotos.

De allí nos fuimos al hotel, algunos se quedaron tomando una caña enfrente, otros dieron de comer a los más pequeños, nosotros subimos a nuestra "suite" donde teníamos una terraza con unas vistas espectaculares de Madrid.

Y el resto lo cuento otro día, que ya me he enrollado!! Los que me seguís en Twitter creo que habréis visto alguna fotillo, aquí no creo que ponga ...

Un besote, feliz miércoles y prometo actualizar pronto con el resto!!

lunes, 23 de marzo de 2015

El secreto mejor guardado

Ya os conté que mi vestido de novia es de no-novia. Aunque voy a admitir aquí que en realidad sí que es de novia, y tan novia… (la que sea lista lo va a poder cotillear a gusto). Es el vestido de novia, o sea, de su propia boda, de una conocida diseñadora de trajes de novia. Vamos, el que usó en su propia boda. Lo único es que no es blanco. Es de otro color. (bueno y las mangas son distintas y algún detalle que cambia…. Pero básicamente es el vestido de novia y está en el catálogo de vestidos de novia de la marca en cuestión, pero al no ser blanco pues yo digo que es de no-novia.

Como reza el título de esta entrada, el traje de novia es siempre el secreto mejor guardado. Sólo suelen conocerlo la madre de la novia y en algunas ocasiones la futura suegra y en mi caso mi padre. Pero en mi caso yo no he pedido a mi futura suegra que venga a las pruebas y no le he contado ni cómo es, ni de qué color.

Cuando el vestido de novia es de novia-novia, con su cola, su velo o mantilla, su color blanco o marfil o roto o como lo quieras llamar, sabes que nadie más va a ir de ese color. ¿Pero qué pasa cuando es de otro color y además nadie lo sabe? Pues que empieza alguna que otra invitada a decirte lo mono que es el vestido [insertar el color de tu vestido no-blanco] que se ha comprado para tu boda.

Luego está la futura suegra que o bien por sentirse ofendida de que no le hayas enseñado tu vestido o bien porque también le gusta hacerse la interesante no te dice cómo es su vestido, pero sí te enseña sus zapatos del color………. Del color de tu vestido!

Y claro, de repente te imaginas a media boda vestida de tu color… al principio pensaba… bah! Qué más da. La novia soy yo, y la prota soy yo y la más guapa voy a ser yo… pero ahora sueño con toda la boda vestida de mi color… jajaja. Que a ver, me importa un bledo… sí, pero no, pero en el fondo sí. Pero claro, no puedo hacer nada, porque me puede más el mantener el secreto…

En cuanto a avances en la boa… pues el 31 de marzo tenemos que hacer el “cierre de agenda” con el hotel. Confirmar invitados con sus nombres y todo para el protocolo y todo eso. Confirmar el menú, las personas que comen menú especial (tenemos celiacos y vegetarianos entre los invitados) y saber el centro de mesa que queremos y todos esos últimos y pequeños detalles.

Hemos contratado un mago, unos animadores infiantiles, encargado unas tarjetas solidarias para dar a los invitados en vez del típico detalle que va a quedar seguramente relegado al fondo de un cajón, he preparado unas cestitas que llaman “kit de emergencia para pequeños imprevistos” que dejaré en los baños con tiritas, toallitas refrescantes, hilo y aguja, toallitas desodorantes, horquillas, peine, etc…  y vamos a poner una máquina de fotos de usar y tirar en cada mesa para que los invitados puedan hacer su propio reportaje gráfico de cada mesa y un proyector con fotos de nosotros con cada invitado, antiguas y recientes, que se mostrará en bucle durante todo el baile…. Creo que eso es todo!!

No haremos corte de tarta ni entrega de ramo, y la chica del hotel nos ha convencido para hacer un brindis al entrar al salón pero me estoy empezando a rajar de eso también.. jaja.

En fin, que no queda ná. Menos de tres semanas. Qué nerviossss. Ajajajaj. Bueno no, nervios cero la verdad pero sí muchas ganas. Sobre todo del viaje de después. Aunque me da una pena tremenda dejar a mi ciruelilla tantos días!

Besitos y ¡feliz lunes!